Consejos para barbacoas de gas

El sol brilla, los pájaros cantan y la temperatura vuelve a superar los 20 grados. Las condiciones perfectas para sacar la barbacoa. Pero ahora vuelve a surgir la pregunta (como todos los años): ¿una barbacoa de carbón o una barbacoa de gas? Para aquellos a los que les gusta prepararlo rápida y cómodamente, recomendamos una barbacoa de gas. Especialmente después del trabajo, esta barbacoa es perfecta. Alcanza la temperatura de operación en minutos y el calor se puede ajustar con mucha más precisión que con una barbacoa de carbón.

Sin embargo, con una barbacoa de gas también hay algunas características especiales, que deben ser consideradas. Especialmente como principiante puedes cometer muchos errores al asar con un modelo como este. Por lo tanto, es esencial seguir los consejos que se indican a continuación para garantizar que la barbacoa a gas sea un éxito total.

El gas ideal es lo que importa

Una de las sugerencias más importantes para la barbacoa de gas es la elección del gas adecuado. Dependiendo de la situación, el gas propano o butano es el más adecuado. A quien también le gusta asar a la parrilla en invierno en el exterior, la elección debe claramente ser de gas propano. Porque esto se licúa a partir de -40 grados. De este modo, es posible asar con seguridad incluso a temperaturas heladas. Sin embargo, si utilizas gas butano, tendrás problemas a temperaturas inferiores a 5°C. El gas butano tiene la propiedad de convertirse en líquido a partir de algo menos de 0 grados. Por lo tanto, la parrilla ya no debe realizarse con este gas en invierno. Porque podría terminar peligrosamente.

Precaución con las mercancías importadas

Como consejos adicionales para la barbacoa de gas, se debe pensar en el modelo adecuado antes de comprar productos importados. Porque las especificaciones y las conexiones en el extranjero pueden ser diferentes. Así que si ahorras aquí, tienes que tener en cuenta que tienes que comprar adaptadores caros para hacer funcionar tu barbacoa de gas. Es uno de los consejos más importantes para la compra de una barbacoa de gas.

Las normas de seguridad también son muy importantes. En otros países, en su mayoría están por debajo de las normas europeas. Algunas parrillas de gas ni siquiera están permitidas en la zona europea.

Para estar seguro, por favor compra la barbacoa de gas de un fabricante de marca y asegúrate de que las especificaciones y conexiones cumplan con la norma europea. La mejor manera de hacerlo es echar un vistazo a la comparativa de barbacoas de gas.

Una buena preparación es lo más importante

No hay nada mejor que hacer una barbacoa después del trabajo y tomarse una cerveza. Para que esto sea posible, la preparación también debe ser correcta y se deben tener en cuenta las recomendaciones para la barbacoa de gas. Uno de los consejos más importantes, es prestar atención a algunos detalles por adelantado. Esto incluye, por ejemplo, limpiar a fondo la rejilla de la parrilla o la bandeja de la parrilla. Si no lo haces, corres el riesgo de que el sabor de la comida de la barbacoa no se desarrolle de manera óptima y que sepa como las sobras de la parrillada anterior. Además, es mucho más higiénico.

Después de la limpieza, se conecta la bombilla de gas. A continuación, se debe comprobar que no haya escapatoria de gas en todas las conexiones.

Después de una breve fase de calentamiento, se puede empezar a poner la carne de la barbacoa en la rejilla y pasar a la parte más acogedora.

Arranque de la parrilla de gas

La llama de gas de una parrilla de gas se puede encender de varias maneras. En la mayoría de los modelos, el gas se enciende mediante encendedores piezoeléctricos. Éstos se instalan permanentemente en la parrilla y pueden generar una chispa con sólo pulsar un botón. Asegúrate de que la botella de gas y el botón de la parrilla estén abiertos y que el gas escape.

Si no hay encendedor piezoeléctrico, la barbacoa también se puede encender con un mechero. Ésta es también la variante más segura en una parrilla de gas.

Importante: Por favor, no utilices un mechero convencional. Debido a su longitud, un encendedor de arco es mucho más seguro y protege mejor de las posibles llamas en caso de incendio por el gas.

Deja que la barbacoa de gas se caliente un poco

Si el gas se enciende, se debe esperar brevemente hasta que la parrilla de gas alcance la temperatura. Por un lado, esto tiene la ventaja de que pueden preparar mejor los alimentos a la parrilla y, por otro lado, las bacterias se eliminan de este modo.

Esperamos haber podido ayudarte con éstos consejos. Sí todavía no has podido decidirte cúal es la barbacoa perfecta para tus necesidades, puedes volver a www.mejorbarbacoa.es y hechar un vistazo a todos los tipos de barbacoas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Pedro García Ibañez .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Pedro García Ibañez.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Publicar comentario