¿Cómo hacer costillas a la barbacoa?

Uno de los mayores placeres de la vida para muchas de las personas, es comer. Comer no es solo una necesidad fisiológica, también es una de las actividades que los seres humanos más disfrutan.

Cocinar y hacerlo de la mejor manera, representan dos cosas distintas. El don de tener una buena mano para picar, licuar, hornear, asar, freír y sazonar, no lo tienen todas las personas y es porque no lo han desarrollado aún.

Alguien que desee deleitar los paladares de su círculo social más cercano debe desarrollar esta virtud. Por lo que se elegir una receta que pueda ajustarse a los gustos de la mayoría de sus familiares o amigos.

Las costillas a la barbacoa son, sin duda alguna, una de las elaboraciones que causan mejores impresiones a los invitados de algún hogar. Para evolucionar el don de cocinarlas, a continuación se presenta la mejor receta de costillas a la barbacoa, que dejará a sus comenzales con ganas de más.

Hay muchas preparaciones de costillas a la barbacoa que son excepcionales, pero esta vez se creó una combinación de algunas de las mejores. De esta forma se pudo dar orígen a una receta que es lo más cercano a la perfección.

Primeramente se deben adquirir los ingredientes protagonistas y secundarios de la barbacoa. Se comienza lógicamente, con el corte de costilla de cerdo.

Este, preferiblemente es mejor adquirirlo en una carnicería, en lugar de hacerlo en un supermercado. Esto se debe a que en un negocio especializado en la venta de carnes, los productos serán más frescos que un automercado.

Independientemente de esto, siempre se tiene que tener seguridad del estado de la carne que se está comprando, esta debe estar de un color rosado claro. Si se presenta con un color marrón, es posible que haya estado por un largo tiempo almacenada.

La cantidad de costillas ideal, sería 1 Kilógramo y medio para una barbacoa de cuatro personas. Si son más invitados, se aumenta la proporción.

Por otra parte, se deben adquirir los ingredientes que les proporcionarán el sabor perfecto a las costillas de cerdo. Unas dos o tres naranjas serán necesarias para un buen marinado.

Además de esto, comino, romero, pimienta blanca, ajo entero, hojas de laurel, salsa inglesa, sal, miel, vino blanco y azúcar, son los elementos que a pesar de que

sean secundarios, harán la mejor barbacoa junto a las costillas de cerdo, quienes son las protagonistas.

Como elemento adicional también se debe añadir a esta compra la salsa barbacoa. Esta también es muy fácil de hacer, a partir de salsa ketchup, pimienta, agua, azúcar, salsa inglesa y un toque de limón.

Se consigue un excelente resultado sofriendo cebollas, agregando la Ketchup, la salsa inglesa, el toque de limón, el azúcar y la pimienta. Finalmente se agrega el agua y se deja hervir hasta que se reduzca de manera espesa.

No obstante, también se puede optar por hacer un poco de trampa y adquirirla en el super. Cabe destacar que este será el único ingrediente con el que es válido engañar a los invitados, el resto deben ser seguidos al pie de la letra.

Para empezar la elaboración de estas costillas, se debe disponer de algo de tiempo. Incluso es recomendable que se comiencen los procesos un día antes de la barbacoa. Esto se debe al marinado de las costillas, ya que mientras más tiempo se dedique a esta fase, se logrará un mejor resultado.

El marinado consta de todos los ingredientes secundarios exceptuando a la salsa barbacoa. Primeramente se deben colocar todas las costillas que se puedan en una bandeja grande. De no caber todas, se pueden utilizar dos o tres.

Luego se deben cubrir con con miel y salsa inglesa. De manera tal que toda la carne esté húmeda por la salsa y pegajosa por la miel. Luego la pimienta blanca y la sal deben ser añadidas. Cabe destacar que se debe preservar un poco de miel para un proceso posterior.

Los granos de sal y de pimientan deben estar en la capa de miel y salsa inglesa, pero también deben llegar hasta la carne.

En tercer lugar, será el momento de las hojas que se disponen. Esto quiere decir que el romero y el laurel se añadirán al marinado. La cantidad debe cubrir de forma parcial las costillas.

Para completar con las especies, el comino en polvo va a ser espolvoreado sobre todas las costillas. Cabe detacar que es muy importante que este llegue a todas las superficies. Debido a esto, puede ser necesario frotar un poco la carne de las costillas para distribuir las especies.

Finalmente, 5 dientes de ajo picados debieron haber estado en remojo con el vino blanco. Este proceso pudo extenderse hasta una media hora. Luego de ese período de tiempo, se añaden a las costillas y a los ingredientes contenidos en la bandeja, también se incluye el zumo de dos naranjas.

Vale acotar que la idea es que el líquido pueda remojar a todas las costillas que se van a cocinar. De esta forma absorverán el sabor del vino blanco y de todos los ingredientes que van a a ctivarse por medio del alcohol.

El tiempo de reposo ideal para todo el marinado es de 12 horas en adelante. Se debe tomar en cuenta que para que la perfección se logre y que no se dañe algún ingrediente, se necesita refrigeración moderada durante todo el proceso.

Continuando con este orden de ideas, lo que seguría para completar esta receta es la cocción. Lo usual es que se elaboren en una parrillera, barbacoa o grill, pero también se pueden realizar al horno con un resultado sobresaliente.

Sin embargo, antes de estos procesos, se recomienda cocer ligeramente las costillas en agua con sal a fuego lento durante una hora, para hacerlas blandas y tiernas.

La miel y el azúcar que no fueron empleados en el marinado, serán mezclados con un poco de vino blanco. Este líquido, ligeramente espeso, será pinceleado en las costillas mientras se completa su cocción.

El punto ideal de las costillas es cuando se logre un dorado casi marrón claro. Allí es cuando se obtendrá un pequeño crujiente con la carne con mucha ternura en su interior.

Para que la receta esté lista para conquistar el paladar de los invitados, se añade la salsa barbacoa a las costillas. De esta forma se habrá podido desarrollar el don de hacer costillas a la barbacoa.

Para ver todos los tipos de barbacoa, haz clic aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Pedro García Ibañez .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Pedro García Ibañez.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Publicar comentario